Horario: de Lunes a Viernes de 07h - 15h.

Cerramientos buhardillas

Diseño y cerramiento de buhardilla

Cerrar una buhardilla es una de las reformas más habituales en domicilios particulares. El diseño de una buhardilla puede parecer óptimo en un plano, sin embargo, una vez construida podemos tener problemas acústicos, térmicos y de otro tipo. Un cerramiento de buhardilla permite aislar la parte alta de la casa, protegiendo el interior de la estancia y favoreciendo su uso.

Los motivos más recurrentes cuando hablamos de cerrar una buhardilla son los siguientes:

  • Problemas acústicos: El ruido que se genera en la buhardilla llega a los pisos inferiores, o bien la buhardilla recibe ruido del exterior. Este segundo caso es muy habitual cuando tenemos un diseño de buhardilla en forma de despacho, o para usos que exigen concentración. El cerramiento de buhardilla permite aislar este espacio totalmente de ruidos e interrupciones acústicas.
  • Problemas de temperatura: Las buhardillas abiertas dejan escapar todo el calor que generan, esto hace que la gestión de la energía no sea eficaz. Gracias a las nuevas técnicas de cerramiento de buhardillas podemos sellar esta zona de la vivienda, para que el calor que se genera en su interior permanezca en la habitación. La diferencia de temperatura entre una buhardilla cerrada y otra abierta puede llegar a ser de hasta 8-9 grados.
  • Problemas arquitectónicos: El problema más común en cuanto al diseño de la buhardilla es la posición de la escalera. Una escalera al nivel del suelo puede provocar accidentes graves, al fin y al cabo es un espacio en el suelo que a veces no percibimos, y que puede provocar caídas muy peligrosas. Aislando el hueco de la escalera con un cerramiento personalizado evitamos accidentes.

En Gilsán Mobiliario diseñamos e instalamos cerramientos de buhardilla personalizados, para ofrecerte la estructura que necesitas.

cerramiento-de-buhardillas-slide21

Acabado lacado

Diseño de buhardilla en Madrid

Lo más importante en el diseño de una buhardilla es que se adapte al espacio disponible y a las características de la estancia. Si trabajamos con paneles prefabricados o con proyectos ya definidos la solución estará muy lejos de ser la necesaria.

En Gilsán Mobiliario te ofrecemos un proyecto personalizado, analizamos tu buhardilla y nos ajustamos al espacio, la iluminación y las necesidades de la estancia. Queremos que disfrutes de tu hogar y por eso trabajamos con técnicos e interioristas capaces de aportar diferentes soluciones en función del espacio.

Otra de las claves para el cerramiento de buhardillas es el material con el que trabajamos. La instalación debe tener propiedades aislantes, tanto térmicas como acústicas, además el material debe ajustarse a la estética de la vivienda. En Gilsán Mobiliario te ofrecemos el mayor catálogo de materiales aplicado a cerramientos que puedes encontrar en el mercado.

Por último, la instalación y los acabados son muy importantes para conseguir el resultado deseado. Disponemos de un experimentado equipo de instaladores profesionales, capaces de hacer realidad el diseño de tu nueva buhardilla. Si necesitas una reforma rápida y eficaz contacta con nosotros, disponemos de los mejores profesionales.

foto-04-despues

Acabado madera

foto-05-antes

Antes de cerrar la buhardilla

Cerrar buhardilla, antes y después

Una buhardilla con cerramiento es muy diferente de una buhardilla abierta. No solo cambian las condiciones de la estancia, además la estética también es muy diferente. Si elegimos bien los materiales, el equipo instalador es competente y el diseño se ajusta a las características del espacio, el resultado es una buhardilla adaptada a todo tipo de usos, segura y muy diferente a la habitación previa a la reforma.

En Gilsán Mobiliario además te garantizamos el mejor precio en trabajos de diseño y cierre de buhardilla, trabajamos con nuestro propio equipo y materiales de primera calidad, para garantizarte una reforma rápida, limpia y con el resultado que tu buhardilla necesita.